Fotografiar en formato Raw

Dentro del formato Raw existen cantidades inmensas de información que te ayudará a la hora de procesar la fotografía, es decir, te dará muchas opciones para la edición de la misma si no la arruinas, claro. El formato Raw no sólo es un consejo que te abrirá las puertas a mucha información guardada dentro de las fotografías que tomes, sino que a través de este tipo de formato además de la parte técnica, es una parte fundamental de la fotografía digital. Se trata directamente con el registro y procesado que hace la cámara en este formato.

 

 

¿Por qué tomar fotografía en formato Raw?

Es ideal que cuando tomes fotografías digitales puedas utilizar el formato Raw porque es el formato que más capta información, la idea de la fotografía es poder transmitir la calidad del mundo real a una imagen, lo cual resulta difícil cuando tomas fotografías en JPG y quieres transmitir la calidad de colores, tonos y profundidad de campo, quizá te has dado cuenta de que tus fotos no tienen calidad de color y tonos, y es que lo más probable es que estás fotografiando en formatos JPG en lugar de formato Raw.

Cuando fotografías en formato Raw, las imágenes tienen una calidad superior de la que se puede representar en la pantalla de la cámara o del ordenador, este tipo de fotografías guardan una cantidad inmensa de información lo cual nos quiere decir que a la hora de que nosotros procesemos esta fotografía, podremos tener varias opciones para poder procesar la fotografía. Si empiezas con mucha más información de la que realmente utilizarás en el resultado final de la imagen, podrás interpretar la información a tu gusto.

 

¿Cuándo verás el resultado de las fotografías tomadas en formato Raw?

Cuando haces un balance de colores en tu cámara y esta no fue asertiva, seguramente lo puedes arreglar en algún programa que procese las fotografías, como lo son Lightroom y Photoshop generalmente, estos ajustes mantendrán la calidad de la imagen, sin embargo, cuando realizas fotografías en otros formatos (JPG yo TIFF) disminuye la calidad de forma ligera.

Y por supuesto la hora de la verdad será cuando desees procesar la imagen en diferentes colores y diferentes tonos, seguramente has visto fotografías que parecen irreales con colores y tonos que lejos de generar un sentimiento de aceptación o positivo, generan un rechazo. La esencia de la fotografía esta en la interpretación de colores, tonos, composición, enfoque, profundidad de campo y muchos factores más, que cuando quitas alguno de ellos pueden notarlo fácilmente.

 

En estas fotografías puedes ver la diferencia de tonos, así como de colores después de la edición en programas como Photoshop y Lightroom:

¿Qué te recomendamos?

Lo ideal es que la imagen sea guardada en formato Raw hasta que quieras editarla, un cambio de formato solamente hará que tengas una pérdida de calidad. Date tiempo para editar las fotografías que tomes, muchas veces el no fotografiar en formato Raw es debido al tiempo, ya que este formato requiere que la imagen sea procesada, sin embargo, es mejor tener calidad que cantidad y aún mejor AMBAS, mejora tus habilidades de edición de fotografías. Ahora si no tienes tiempo, te recomendamos fotografiar en formato JPG con los ajustes adecuados, ya que este formato no tiene mucha diferencia con el formato Raw si no la procesas y debido a que la calidad de impresión es menor a la de las pantallas de dispositivos, no se notará mucho la diferencia si tienes los ajustes en tu cámara correctos.

Si quieres aprender cómo hacer ajustes en tu cámara en modo manual, te recomendamos este vídeo:

Instagram
YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú